Datos personales

Mi foto
Alcalá de Henares, Madrid, Spain
Y sin embargo, nunca he encontrado lo que escribo en lo que amo.

lunes, 30 de enero de 2012

Tiempo

Siento el frío que me angustia cuando caigo preso, tal vez por la lluvia o tal vez la lluvia siente el frío de mi cárcel, oscura, tenebrosa y fría, muy fría. Aún añoro la presencia del calor fluyendo por mis venas cuando muero cada noche y caigo inmerso en mis sueños barra pesadillas de mentiras e ilusiones, de miedo y alegrías, de sueños.
Quiero vivir sin mirar atrás y liberarme de las cadenas que oprimen mi corazón con el peso de mil estrellas barra aviones que no veo. Me atacan de espaldas, con los ojos cerrados, con una venda opaca tapando mi vista. Estoy ciego, y mi alma y espíritu tratan de liberarse de mi cuerpo barra cárcel. Cada músculo es un barrote de la celda en la que me emprisiono y me derrito, preso del frío barra calor y de mi cabeza barra bomba de relojería, cuyo "tic-tac" me desquicia.
Soy el tiempo que corre en mi contra, contra mí, contra todos, contra ninguno.

El tiempo. Mi fugaz enemigo. Un Lex Luthor que se esconde entre las sombras barra luces de mi tiniebla. Y es la mística neblina que enturbia mi visión propiciada por la venda que la muerte sabiamente ha colocado sobre mi Gran Hermano. El Final, o como se hace llegar, espera fríamente mi llegada con una cinta de las que rompen los corredores sin pensar siquiera lo que ha costado fabricarla, para después cortarla en dos pedazos. Nadie se fija en eso. Yo ahora tampoco. No veo pájaros, veo cuervos, al igual que no veo cielos, veo barreras inalcanzables. No veo gente, veo pájaros, y no veo sus ojos, veo cielos.
Veo problemas en vez de soluciones y letras en vez de poemas. Veo frío en vez de invierno y calor en vez de verano. Veo todo en vez de nada y veo muerte en vez de vida. Veo miedo en vez de seguridad y tristeza en vez de alegría. Pero hace tiempo que estoy ciego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Retrátame