Datos personales

Mi foto
Alcalá de Henares, Madrid, Spain
Y sin embargo, nunca he encontrado lo que escribo en lo que amo.

jueves, 12 de enero de 2012

Un mundo salvaje

Puedo sentir el polvo en mi mirada. Un frío azul que refleja la realidad ante mis ojos. Y no me gusta lo que veo, estoy cansado ya de estar casado con mi rutina, que me mata lentamente con aburrimiento. Quiero salir a la calle y sentirme una de esas personas que se hacen llamar felices. Quiero bailar bajo la lluvia y reírme del mal tiempo que en las tinieblas de mi mente hace ahora. Quiero ser libre y romper estas cadenas que me aprisionan en mi corazón. Quiero soñar con alguien que no sea ella todas las noches, porque echo de menos las noches. Quiero reír al emocionarme por una película o por un buen libro. Quiero gritar y quiero soltar la impotencia que llevo dentro, y quiero llorar sin derramar una sola lágrima más. Quiero dormir y quiero bailar, quiero tocar, quiero sentir, quiero jugar, quiero vivir.

Una vez pensé en cómo sería mi vida sin ella, sin ello y sin nadie, solo yo. Una vez soñé con eso, con nada y con todo. Buscamos la belleza en lo complejo y en lo rebuscado, pero nos olvidamos de lo que es nada, que lo es todo, como para mi lo es nadie y lo es nada. La belleza está en las cosas sencillas, en las cosas simples, pero eso de nada sirve ahora.

Cada poco morimos una vez más al poner un ladrillo por cada golpe que nos da el mundo, porque al fina y al cabo, vivimos en un mundo de perros, en un mundo salvaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Retrátame