Datos personales

Mi foto
Alcalá de Henares, Madrid, Spain
Y sin embargo, nunca he encontrado lo que escribo en lo que amo.

viernes, 27 de abril de 2012

Deja que las paranoias vuelvan a su curso.

Mientras la irrisoria silueta de este James Dean revivida pero encerrada en su tumba camina, entre las carreteras de fango de cenicientas de saldo y aliento de esquina, maldiciendo contra la orina del subsuelo que ahuyenta las cobras del mediodía, de trajes de ceniza y maletines de tiza pintados, entre escombros y jirafas de metal con lumbago, haciendo el vago mientras escucho el grazneo de los pájaros en sus Mercedes. Y fue en el "entonces" donde el adiós se hizo perpetuo, con el fuego fatuo de la cárcel social de esta descomposición, malograda de actrices y actores sin dignidad ni ilusión, comiéndose el guión que ellos mismos crearon, para su creación. Lo que fue de las caricias y el amor no tiene sentido, sino la vulgar historia de ese ángel llamado Cupido, que cayó en laas redes del subsidio y de la desesperación, haciendo un hueco, en el escueto suelo de la cola del paro, y haciendo uso del descaro que a buen amparo le venía, mientras corría como pájaro tras el disparo entre calles y avenidas, cayendo al suelo con desamparo, yació en la vía sin más dilación. Mientras el gesto de esto, apuesto despuesto compuesto, e inhonesto indispuesto descompuesto en el molesto resto del opuesto, protesto predispuesto a este traspuesto, respuesto gesto del funesto impuesto del incesto, cae junto a la llama que le oprime del fuego y trasiego de andar tieso frente al brillo que mata y que me llama, frente a frente contra la cátedra de este dios mal llamado, junto al amado fruto de este vértigo, pródigo, justo, y siniestro.

miércoles, 25 de abril de 2012

El reloj del perro.

Ya no sabes qué hacer, estás cansado de todo. Estás cansado de ella y de sus mentiras, la ves estúpida, en el fondo es un tanto idiota, lamentas incluso haberla conocido. Tal vez sea simplemente el comienzo de la fase de negación, y que la estés culpando de todo lo malo que te ha sucedido, pero ahora lo ves como la única opción posible. Crees que vuelves a ser tú mismo, o bueno, al menos el tú de hace un par de meses, ¿no? Lo único que te debería preocupar son tus notas, y no si vas a sobrevivir a hoy y si vas a llegar a mañana. Quieres disfrutar, joder, y olvidarte de todas tus cosas aunque sea únicamente durante un jodido día. Quieres hacerlo todo tan deprisa, porque ya llegan los diecisiete y aunque el pensamiento de que todavía vives menos que un perro te relaja, sientes que el reloj corre en tu contra. Te levantas por las noches y gritas y maldices hacia ella, sabiendo que todo quedarán en suplicas sin sentido y sin consecuencia alguna. Es jueves, y lo das todo por perdido, pese a la paradoja de una tarde de invierno. Es primavera y las flores arrojan sus pétalos. Es primavera, y caes lentamente sobre el suelo macizo de madera de tu cuarto.

lunes, 23 de abril de 2012

Memories

How can be people so sure? I mean, sure of being people. In fact, they cannot be sure. I think I probably get the truth in the precise moment of my death. I have always heard that all your life, your memories, goes through your mind when you are lying on the floor. I have really dreamt about it, definitley, that's my aim, my target, my fate. What will I feel when that happen to me? What memories, what sounds, what views will it cross through my head?
I remember my grandmother, and her skin, perfectly, like paper. And the last words she said before she died harmoniously in her hospital bed. She said: "Boy, when I finally get out this little piece of hell, you and me are going to travel around the world. And if we end that road, we will travel again, because we can go around it all the times we want to, as if there had no time, as if there had no time...¨. She would be the first one who appear in my mind. After that, the first time I touched the snow. It felt like, quite weird, a strange feeling, I was afraid, it was cold, it was new.
I remember the first time I fell in love, that word, which is written with blood in my wrist, and that feeling then, has been never rised again.
I would remember one summer night. Just me, alone, in the dark, seeing stars, whose lights were brighting my horizons, wherever they were on my mind. And then I stood up, as if I felt I would have seen everything I could see in life. As if there wasn't any chance to live just another day, as if I had lost the will to stay alive.
But when I reached the peace, the truth, the hell, I couldn't say anything but "thank you" to the world, for let me living in it, for let me knowing it, and for have tried to, though it was only for a little second on my small stupid life, convince me of being a real person.

sábado, 21 de abril de 2012

9:23

Estás confundida, no sabes de lo que hablo, no entiendes lo que digo. No sabes absolutamente nada. Crees que todo esto es una broma, que tal ve estén jugando contigo, y tal vez sea eso, todo esto es uno de esos tristes juegos de mesa guardados entre el polvo de un armario junto con otros juegos olvidados. No le das muchas vueltas a todo eso, tienes otras cosas de las que preocuparte, sueñas simplemente contigo misma, a veces vuelas, a veces caes. Yo no. Quieres evadirte de este tema que te marchita un poco por dentro por haber vuelto a vivir lo mismo que antes. Yo no. Intentas hablar pero apenas lo consigues, es bonito en parte, pero obsesivo al mismo tiempo. Estoy enfermo, me has hecho enfermar, en el sentido más estricto de la palabra enfermedad. Y necesito ayuda, créeme, necesito tu ayuda, como la que más. Estoy perdido, solo en esta piscina infinita de sueños rotos y baúles con el candado hechado, en esta playa de arena blanca, mirando como pasan las olas rompiendo súbitamente con los restos de la estoica roca, que no se aparta frente a la erosión. Tú eres las olas. Y mientras siga siendo esa maciza construcción de granito que se yergue única y sempiterna sobre la costa, los sueños volando y cayendo serán cada vez menos, pasando a un segundo plano, ya que nada, ni las personas, ni el mundo, ni nada, podrán pasar a tu primer plano, el plano, mi plano.

jueves, 19 de abril de 2012

Bañeras de sangre y lágrimas.

En ocasiones, una vida se queda corta. Los momentos de tensión y angustia, en lo que casi toda la adrenalina que llevamos dentro se libera, se agotan, dejando ese espacio de tiempo entre la vida y la muerte casi vacío. La vida es la diferencia entre un "te quiero" y un "adiós", siempre lo ha sido así, desde los comienzos primigenios de la existencia. Una vida no es suficiente para realizar lo que queremos realizar, para vivir lo que queremos vivir, para pensar lo que queremos pensar o incluso para sentir lo que queremos sentir. No, una vida nunca es suficiente, jamás. Poco a poco va pasando el tiempo, es otro tipo de tiempo, no aquel con el que te haces mayor y creces, físicamente, sino el tiempo que pasa realmente es el del desgaste, mental, psíquico o como se quiera llamar, el que apura hasta el último silencio de esta angosta y escueta línea o párrafo que representa un intento de presentar la realidad.

La vida es un vaso de agua, que se agota por cada sorbo, al cual, metafóricamente hablando, podríamos considerar como felicidad. Hay vasos que desbordan, vasos que están llenos, vasos medio llenos, y, a veces, vasos que desde siempre han estado vacíos, de tal manera que al beber, han tenido que tragarse su felicidad, sufriendo injustamente al beber de un vaso que no se merecían. En definitiva, nada es justo, siempre hay quejas, siempre hay mentiras, siempre hay muerte. Y es innegable e inevitable tratar de evitarlo, es imposible tratar de huir de nuestro destino. Al fin y al cabo, nuestro destino es, y siempre ha sido, yacer en el asfalto templado de una carretera, o mojado con el agua de una bañera de sangre y lágrimas.

miércoles, 18 de abril de 2012

Café solo de madrugada.

Creo que he llegado a un punto en el que nada puede ir sino de este modo, mi barco a tomado un rumbo, sin ningún destino determinado, limitándose a seguir las corrientes de un turbulento mar, que yo mismo creé, suspendiéndose con cuidado con cada impertérrito suspiro. Y realmente, lo que más atañe a esta entristecida mente de "café solo de madrugada" es el arte de la perfección, la imposibilidad y aventura de ser simplemente, y sin más truco, un ser perfecto. Malinterpretadlo como queráis, yo me entiendo en mi sistemático rumbo vacío. Probablemente lo que busque sea limpiar mi conciencia, de nuevo, claro está, la vida no es más que una sucesiva línea de cambios impulsivos y sin un término general que prediga cuándo ni dónde será el siguiente.

La sociedad nos corrompe a todos. Moralmente, la sociedad es corrupción en vida: "suciedad de sociedad" diría, porque el único e increíble pensamiento e idea de nosotros mismos, que es siempre la misma, siempre única, eso creemos, no es más que otro ingenioso truco de la marea de cuerpos que cubre este inusitado mundo. Es impresionante. Nos carcomemos a nosotros mismos, nos idealizamos, nos moldeamos, pero olvidamos lo más importante de todo; olvidamos nuestro nombre, nuestra identidad y nuestra esencia. Ese algo, que apenas pretendemos conocer porque pretendimos conocerlo todo y nos mentimos pretendiendo haberlo conocido, es mentira. Todo es mentira. Y pocos sabreís lo que es vivir así, encerrado en una tumba de papel, con el alma bajo tierra, escribiendo unas cuantas líneas pesimistas, buscando la clave para salir del ataúd de pergamino, y liberar mi alma que fluya en el viento, como una bolsa de plástico mecida por el aire de una corriente occidental.

Pero olvidé la pluma cuando aún era persona, cuando todavía tenía esperanza. Ahora estoy muerto, aunque en verdad, siempre lo estado, todos lo somos. Simplemente realiza la prueba, sumérgete en un día de diario como hoy, y piensa si quiera en tan solo una cosa, que se salga de la predicción natural del hecho acontecido. Intentarás creer que hoy te has levantado con un pie distinto, que has conocido una nueva palabra. Tal vez te hayas tropezado, o simplemente no hayas dormido, pero es no vale, no hay evidencias que digan, que no eres más, que una magnífica e incesante idea recreada para convencerte de que todo lo que ves, y de que todo lo que haces, lo que sientes, lo que ves, lo que quieres, es polvo, que se pierde en la noche, con el viento y la tormenta.

Y ahora dime, anónimo personaje, si ves lo que yo veo, si sientes como yo siento. Porque ahora, busco solamente alguien con quien compartir mi rumbo. Un pasajero eterno que navegue conmigo en las turbulentas aguas de mi mar, viviendo la idea de no ser nosotros mismos, pero todo eso da igual, siempre sabremos que todo era una mentira, hasta el punto en el que empecemos a formar parte de ella.

martes, 17 de abril de 2012

Be my thought.

Surprise me. Do something, say whatever. Be yourself, smash the world, shout, shut up never. Run, work. Surprise me and talk, surprise me and listen. Sing to the wind, cry to the nights, touch the sky, feel the air, hug the clouds, tear the walls, cross your mind, fall from the top, reach the edge, swim the oceans, pace the deserts. Beauty is the aim. Caresse your lips, scream to the emptyness.

Sometimes, I would give everything I got for just one thought, which can distract me from death. Sometimes, I would just give up, throw every little small piece I am, for just one kiss. Sometimes, I would just rest on the floor, carressing the asphalt, which is softer now, and apologyze for the mess I messed. Sometimes, I would just cry, but tears, are never enough for a non-soul man, either for a non-livin corpse.

lunes, 16 de abril de 2012

She is back.

Cuando callen aquellos que susurran entre los muertos, despertando el espíritu que llevo dentro y que no sale, esperando cualquier momento para dejarme despertar, pero dormitando en esos sueños lúcidos de calles poco transitadas y acordeones en las esquinas, de miradas que se cruzan y se encuentran, como dos enamorados detrás de un cristal inconsciente, que es la conciencia de estar apenas consciente. Cuando callen las voces que aconsejan, y que tristes cantan nocturnos a la luz de la luna, como esperando a que ella aparezca de cada una de las teclas de aquel piano maldito que es el mundo, y tú eres un mero observador, del espectáculo que apenas discierne. Arguyes entre monólogos tristes de noches de alcoba y chapuzones en alcohol, buscando la felicidad de una noche de verano zambulléndote en el culo de un vaso de ginebra, ya vacío. Son las doce en el reloj de cuco de la pared de pladur que deseas firmemente que se caiga aplastando tu perturbada cabeza mientras duerme. Y cuando crees que el sueño plácido de ovejas saltando vallas en el campo y estrellas y lunas y mujeres despertará de su sumisa hibernación, la atormentada imagen de ti mismo mirando de espaldas el espejo, olvidándote de tu reflejo, pensando más bien en el peso de no tenerla detrás de ti, mirando y sonriendo la imagen que acontece en el triste reflejo del vaho de tu silueta, aparece. Estás solo, sin nada más que su imagen para poder respirar cada día, para dormir por las noches, y para soñar cada minuto.

domingo, 15 de abril de 2012

Bolsas de plástico.

¿Sabes de esas bolsas de plástico que parece que tienen vida cuando son mecidas por el viento? A veces me gustaría ser una bolsa de esas. La gente me arrojaría sin más procupación que la de ser vistos por otro peatón, y yo, me limitaría simplemente a contemplar la bonita y lamentable imágen del mundo, desde los cielos y desde las nubes. Sería maravilloso, realmente, envidio las bolsas de plástico. Subiría, y bajaría, pero nunca me detendría, sin llegar jamás a tocar el suelo. Simplemente haría eso, mirar y observar. Creo que es lo que realmente siempre he querido hacer, observar sin ser observado, porque nadie se fija ni ve nada en esas bolsas de plástico lanzadas hacia arriba por la corriente de un respiradero del metro. Tal vez solo los niños se dieran cuenta de quién soy, pero no creo que viesen más allá de una bolsa de plástico normal y corriente, en un mundo de plástico normal y corriente.

jueves, 12 de abril de 2012

Dot Dot Dot

Te ahogas. Sientes que te mueres, sí, vas a morir allí mismo. Puedes ver las ventanas, están allí, tan lejos... Y lloras y gritas pero te sigues ahogando, y aun no mueres. Estás sufriendo, y quieres que te mate, ya, total, ¿qué más da si ta estás muerte? ¿Qué sentido tiene seguir viviendo si ya no vas a poder ver más ventanas, ni más nada? ¿Qué sentido tiene morir si no tienes vida? El sentido de alguien que se ahoga y que no muere. El sentido de alguien que recuerda y que no habla. El sentido de una persona sin más culpa, que la de ser persona.

domingo, 8 de abril de 2012

Palabras.

Eres el espacio entre cada punto suspensivo, cada paréntesis. Eres cada metáfora y cada personificación, cada sinestesia y símil. Eres cada acento, cada coma, cada punto, cada letra. Y siempre que recurro a ti, no me queda más remedio que echar atrás todo lo que he conocido para dejar mi mente en blanco, y tal vez dejar que todo fluya en una especie de complejo rutinario de letras sin sentido y alguna que otra materialización imposible de realizar fuera del papel. Pero mientras el caballo negro que acecha mientras duermes siga ahí, no podrás nunca más pensar por ti mismo ni sentir por ti mismo, eres poesía, solo eso. Y sabes que no vas a poder salir del papel, que no vas a poder escapar. La libertad fue una salida pasada en tu  autopista, ya no la recuerdas, o si piensas en ella, piensas con nostalgia, como se piensa sobre lo perdido. Amas con locura cada paso que da, cada sílaba y cada signo de interrogación. Son tu espejo. Solo el tuyo, el de nadie más.