Datos personales

Mi foto
Alcalá de Henares, Madrid, Spain
Y sin embargo, nunca he encontrado lo que escribo en lo que amo.

viernes, 27 de abril de 2012

Deja que las paranoias vuelvan a su curso.

Mientras la irrisoria silueta de este James Dean revivida pero encerrada en su tumba camina, entre las carreteras de fango de cenicientas de saldo y aliento de esquina, maldiciendo contra la orina del subsuelo que ahuyenta las cobras del mediodía, de trajes de ceniza y maletines de tiza pintados, entre escombros y jirafas de metal con lumbago, haciendo el vago mientras escucho el grazneo de los pájaros en sus Mercedes. Y fue en el "entonces" donde el adiós se hizo perpetuo, con el fuego fatuo de la cárcel social de esta descomposición, malograda de actrices y actores sin dignidad ni ilusión, comiéndose el guión que ellos mismos crearon, para su creación. Lo que fue de las caricias y el amor no tiene sentido, sino la vulgar historia de ese ángel llamado Cupido, que cayó en laas redes del subsidio y de la desesperación, haciendo un hueco, en el escueto suelo de la cola del paro, y haciendo uso del descaro que a buen amparo le venía, mientras corría como pájaro tras el disparo entre calles y avenidas, cayendo al suelo con desamparo, yació en la vía sin más dilación. Mientras el gesto de esto, apuesto despuesto compuesto, e inhonesto indispuesto descompuesto en el molesto resto del opuesto, protesto predispuesto a este traspuesto, respuesto gesto del funesto impuesto del incesto, cae junto a la llama que le oprime del fuego y trasiego de andar tieso frente al brillo que mata y que me llama, frente a frente contra la cátedra de este dios mal llamado, junto al amado fruto de este vértigo, pródigo, justo, y siniestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Retrátame