Datos personales

Mi foto
Alcalá de Henares, Madrid, Spain
Y sin embargo, nunca he encontrado lo que escribo en lo que amo.

sábado, 9 de junio de 2012

Manual de sonrisas forzadas.

De vez en cuando, en apenas unas contadas ocasiones, el cielo deja de ser azul, y las nubes dejan de ser nubes. Es cierto que a veces ni siquiera el suelo parece ser asfalto, y la luna deja de brillar en el cielo, que por supuesto, no es ni cielo, ni es azul. A veces, las sombras dejan de ser oscuras, y las luces dejan de iluminar. Y cuando esto sucede, ni los pájaros cantan, ni la lluvia, que cae de las nubes que han dejado de ser nubes, moja. Los paraguas ya no protegen de la lluvia que no es lluvia, y los peatones que de vez en cuando no son peatones, pisan el suelo, que ya, por supuesto, no es asfalto. Esos días, en los que las letras de las canciones han dejado de tener sentido, y en los que las voces no suenan, y la gente no canta, esos días, en los que la vida se detiene y la muerte deja de cobrar sentido, no son días, ni son noches. No son nada, más que un vago intento, que ni siquiera es un intento, de leer las instrucciones, del manual de sonrisas forzadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Retrátame