Datos personales

Mi foto
Alcalá de Henares, Madrid, Spain
Y sin embargo, nunca he encontrado lo que escribo en lo que amo.

sábado, 21 de junio de 2014

Hoy tampoco vendrás

Hoy tampoco vendrás. Sé que no vendrás. En casa te espera una copa de vino oxidado, y unos muebles cuarteados que heredaste de tu madre, junto con unos discos sueltos de la Velvet, un poster de Dylan y un cenicero sin vaciar. No vendrás, no, hoy tampoco, y nunca antes me había saciado tanto de silencio. Jamás me paré a escuchar el quejumbroso tañir del parquet con el peso, como doblándose bajo mis rodillas, ni en el firme sonido de los arietes de las cortinas al cerrarse. La voz del cartero jamás me pareció tan bella, y los pájaros ya no molestan por las mañanas.
Y es que tu voz lo llenaba todo, me llenaba entero. Y ahora el apartamento se me antoja enorme, cuando apenas cabíamos juntos en la cocina, y maldito aquel que tuviera que esperar mientras el servicio estaba ocupado. El apartamento me resulta vasto, y tú...y tú no vienes.
El reloj ya no marca las horas, porque recuerdo cómo te encantaba darle cuerda. Ahora... ahora le darás cuerda al reloj de otro, y yo...y yo te espero, por si algún día cambias de opinión, sentado en el sofá en el que solíamos terminar discutiendo, jugando a la ruleta rusa con fotos tuyas que aún conservo, matando el tiempo mientras todavía tenga fuerzas para escribirte, aunque siga sin saber tu dirección. Seguiré, aquí, esperando. Esperando, mientras tú no vienes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Retrátame